Que nuestro trabajo hable por nosotros: